La encáustica tiene un acabado de esmalte ligeramente cuando se enfría. La Cera de abejas, funciona tanto como sellador y conservador, permite utilizarse con diversos materiales como el papel, que no se degradan debido al sello de cera que lo separa del oxígeno.